Domingo, junio 6, 2010 15:36
Publicado en la categoría Ciencia, Experimentos, Miscelanea
Download PDF

Seguro que todos conocéis el olor que nos desprenden las manos al tocar algunos objetos metálicos. Este denominado olor metálico, no proviene en sí de los metales, si no de la reacción química que se produce al entrar en contacto con los agentes químicos presentes en nuestra piel. Esto era algo que en principio podíamos pensar muchos, pero ha sido confirmado por un estudio realizado por la universidad de Virginia.

Cuando tocamos algo metálico, como por ejemplo un cacho de hierro, los ácidos presentes en substancias orgánicas como el sudor, reaccionan con los átomos de hierro, provocando una reacción química. El producto de dicha reacción es lo que provoca el olor metálico descrito, pero paradójicamente, no contiene átomos de hierro, según las pruebas realizadas por dicho estudio. Concretamente, las impurezas de ciertos metales, reaccionan con ácidos grasos provenientes de la transpiración corporal, y esa reacción provoca lo que definimos como olor metálico, que es sin embargo un olor que tiene como base substancias orgánicas corporales.

Comentan también que el característico olor metálico se produce al frotar sangre con la piel (debido al hierro presente en los glóbulos rojos, lo que también le da el color rojo a la sangre). Además han determinado que el olfato humano es sumamente sensible a este olor, lo que ha podido representar una ventaja evolutiva sobre otras especies, al permitir rastrear presas heridas con mayor facilidad.

Por lo tanto la próxima vez que toques algo metálico, ya sabes que ese olor no proviene del metal, si no de tu propio organismo.

olor metal

Un Comentario a “Olor metálico”

  1. ocodar dice:

    junio 7th, 2010 a las 0:26 am

    Nunca te acostarás sin saber una cosa mas

Deja un comentario