Lunes, diciembre 6, 2010 21:07
Publicado en la categoría Seguridad, Tutoriales
Download PDF

Escoger una buena contraseña es uno de los pasos más importantes a la hora de proteger nuestra información y cuentas de usuario de diferentes servicios, sobre todo en lo que se refiere a conectividad online. La mayoría de la gente establece como contraseña números que le recuerden a algo (una fecha, un número de teléfono, un código postal…) o palabras simples y fáciles de recordar. Estas contraseñas pueden ser fáciles de sacar para gente que te conozca o sepa de tus hábitos y gustos.

A continuación os dejaré una serie de pautas que podeis seguir para elegir una contraseña segura.

Consejos básicos para hacer que una contraseña sea segura:

  • Elegir contraseñas de al menos 8 caracteres.  Como comenté en el post de comprobar la seguridad de tus contraseñas, con cada caracter extra que añadimos a nuestra password, más segura será, y el tiempo para descifrarla por fuerza bruta aumenta exponencialmente. Cuanto más grande sea, mejor, pero demasiado larga puede ser difícil de recordar.
  • Mezcla todo tipo de caracteres, letras, símbolos, números… esto aumenta drásticamente la dificultad.
  • No uses una palabra de diccionario. Muchas aplicaciones de fuerza bruta se basan en diccionarios para sacar las contraseñas, por lo que una contraseña de este tipo no es nada segura. Tampoco basta con añadir un símbolo o número al final, ya que dichas aplicaciones suelen probar estas combinaciones tan comunes, como “casa1″, “coche123.”, etc.
  • Nunca utilices la misma contraseña en dos servicios distintos, ya que por muy segura que sea, si descifran una caerán el resto.
  • No escribas simplemente dos veces la misma palabra, como “casacasa” o “cochecoche”.
  • No utilices combinaciones de letras que pueden repetirse sencillamente, como por ejemplo “qwerty”, “abcde”, “12345”, etc.
  • Cambiar letras por su “símil” en número, como la “e” por “3” o la “a” por “4”, tampoco suele ser una buena idea.

Hay muchos más consejos que se pueden dar a la hora de elegir una contraseña, pero siguiendo lo anterior nuestras contraseñas serán muy seguras. Cambiar de vez en cuando la contraseña es altamente recomendable, sobre todo si hacemos uso de ellas en sitios como centros públicos o cibers, donde es fácil que la seguridad de la red esté comprometida.

Son diversos los modos en que un hacker puede hacerse con una contraseña, los casos más comunes serían:

  • Robándola, bien directamente al usuario, o a través de una filtración en las bases de datos de algún servicio online, como ya tiene pasado.
  • Adivinándola, esto se suele dar cuando el atacante conoce directamente a la víctima.
  • Por fuerza bruta, es decir, con un programa que prueba una por una todas las combinaciones posibles hasta que da con la correcta. Con contraseñas grandes es práctiamente imposible.
  • Ayudándose de un diccionario, pasando cada una de las palabras del mismo como si fuese la contraseña. Si el usuario utilizó una contraseña sencilla puede haber suerte.

Si de todas formas no te convence lo anterior y no sabes que contraseña elegir para que sea realmente segura, siempre puedes optar por un generador automático de contraseñas seguras.

Deja un comentario