Lunes, febrero 28, 2011 23:26
Publicado en la categoría Linux, Tutoriales
Download PDF

Los que convivimos con varios sistemas operativos y usamos el gestor de arranque grub, llega un día tarde o temprano en el que arrancamos el ordenador y decimos “Me he cansado de la imagen del grub ¿se podrá cambiar por otra?”. Pues la respuesta es si, si que se puede cambiar la imagen del grub y vamos a ver como se hace.

La imagen del grub tiene una resolución de 640×480 y un máximo de 14 colores indexados. Para que esto sea posible vamos a utilizar el GIMP.

Abrimos la imagen que queremos poner al grub con GIMP y pinchamos en ‘imagen -> escalar imagen’. Ahora hay que indicar el nuevo tamaño, yo recomiendo introducir el ancho si la imagen es más ancha que alta e introducir la altura si la imagen es más alta que ancha. Esto lo hago por si la proporción de la imagen no es la correcta y luego tengo que recortar. En la ventana que se abre ajustamos una anchura de 640px y automáticamente se cambia la altura. Pinchamos en ‘Aceptar’.

escalar-imagen-grub

Mi imagen no tiene la proporción adecuada y el alto se me queda en 512px, si esto sucede, una solución es cambiar el tamaño del lienzo después de haber escalado la imagen. Para cambiar el tamaño del lienzo picamos en ‘imagen -> tamaño del lienzo’ desmarcamos el icono de la derecha que restringe la proporción y ponemos en altura 480px, después ajustamos en la miniatura que tenemos en la parte inferior de la ventana por donde queremos que quede recortada la imagen. Pulsamos ‘Redimensionar’.

tamaño-lienzo-grub

Ahora vamos a ‘imagen -> modo -> indexado’ y en la ventana que se abre escogemos la opción “generar paleta óptima” y en “Número máximo de colores” ponemos 14. Pinchamos en ‘Convertir’.

color-indexado-grub

Por último guardamos la imagen como ‘splash.xpm’. En la ventana que se abre escogemos ‘exportar’ y en la siguiente ajustamos el umbral alfa a 127.

exportar-xpm-grub

umbral-alfa-grub

Una vez editada la imagen tenemos que comprimirla en un archivo .gz, la forma más rápida es pinchando con el botón derecho sobre la imagen y seleccionando ‘comprimir’. Escogemos .gz y pinchamos en ‘Crear’.

comprimir-grub

Ahora para los dos últimos pasos abrimos un terminal y como usuario root hacemos una copia del archivo original del fondo del grub, movemos el archivo que acabamos de comprimir a ‘/boot/grub/’ y en caso de que el archivo no se llame ‘splash.xpm.gz’, modificamos el archivo ‘/boot/grub/menu.lst’ y reemplazamos donde pone “splash.xpm.gz” por el nombre de nuestro archivo.

[usuario@equipo ~]$ su
contraseña:
[usuario@equipo usuario]# cp /boot/grub/splash.xpm.gz /boot/grub/splash.xpm.gz-copia
[usuario@equipo usuario]# mv /home/Escritorio/splash.xpm.gz /boot/grub/
[usuario@equipo usuario]# exit
[usuario@equipo ~]$ exit

¡Listo! ya tenemos nuestro fondo personalizado del grub.

Deja un comentario